La protección pasiva es fundamental para luchar contra el fuego en un incendio y por eso que un tratamiento de ignifugación es muy importante. Entendemos por material ignífugo aquel que, mediante un tratamiento adecuado, mejora su clase de reacción ante el fuego. Por lo tanto ignifugar es el tratamiento de un material base con la finalidad de mejorar sus condiciones de reacción ante el fuego. Utilizamos lana de roca ignífuga y térmica en el proceso de ignifugación.

Áreas recomendadas a ignifugar

Salas de espectáculos

Almacenes o galerías comerciales

Restaurantes o pubs

Salas de reuniones y conferencias

Establecimientos de enseñanza, bibliotecas y archivos

Museos y salas de exposiciones

Hospitales y clínicas

Hoteles

etc

Materiales recomendados a ignifugar

Alfombras, moquetas, revestimientos, murales y cortinajes.

Telones, decoraciones, cuerdas, maderas

En general todas las materias susceptibles de arder fácilmente

Galería de fotos

Contacta con nosotros